Please share!

A lo largo de los años, los investigadores han aprendido mucho sobre lo que hace que las relaciones funcionen… y lo que las lleva a desmoronarse. Algunas de las investigaciones más conocidas y exhaustivas en esta área han sido realizadas por John y Julie Gottman, un dúo formado por marido y mujer que acertadamente han llamado a sus instalaciones de investigación “El Laboratorio de Amor”

A partir de su investigación, los Gottman han identificado cuatro patrones de relaciones tóxicas diferentes que, en la mayoría de los casos, resultan en ruptura y disolución de la relación. De hecho, han descubierto que estos patrones de comportamiento son tan dañinos que, cuando se trata de relaciones, se refieren a ellos como “Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis”. Hoy queremos compartir con ustedes los dos primeros Jinetes, analizar cómo se ven en acción, y brindarles algunas alternativas a estos hábitos dañinos.

Couples on Phones 28

Hábito Dañino #1: La Crítica

El primer hábito que acabaría con su relación es la crítica. Criticar a su pareja significa atacar quién es como persona. En lugar de simplemente expresar insatisfacción con su comportamiento, derriba su carácter—su yo central. He aquí un ejemplo: 

“¿Cuántas veces tengo que pedirte que saques la basura? ¡Eres tan flojo!” 

Cuando usted critica a su pareja, está utilizando su mal comportamiento (o incluso simplemente su comportamiento que le molesta) para definirlo como persona. Esto es minimizar y degradante, y se hace asumir lo peor de su pareja en lugar de darle el beneficio de la duda. Con el tiempo, las críticas desgastan la autoestima de una persona y lo que siente que vale en una relación. Y el siguiente hábito dañino va un paso más allá.

Hábito Dañino #2: Desprecio

El hábito del desprecio es el mayor predictor de divorcio en el matrimonio.

El desprecio viene después de la crítica en Los Cuatro Jinetes de Gottman porque a menudo es lo que sucede cuando la crítica no se controla. Tratar a su pareja con desprecio implica ser cruel, hiriente y menospreciador a sabiendas. Se coloca intencionalmente en un terreno moral superior y le muestra a su pareja que usted siente que es inferior. Si tuviéramos que agregar desprecio a nuestro ejemplo anterior, podría verse así:

“¡Eres un idiota tan flojo! Te he pedido un millón de veces que saques la basura y lo único que haces es sentarte ahí y mirar televisión. ¡Me ocupo de tantas cosas por aquí y tú ni siquiera puedes hacer una cosa! Estoy cansado de tener que recordarte que hagas todo. ¿Cuándo crecerás y tendrás una vida?”

Este ejemplo puede parecer un poco extremo, pero el desprecio también puede manifestarse de maneras más sutiles, como a través del lenguaje corporal. Poner los ojos en blanco y burlarse son formas no verbales de decir: “¡Ni siquiera puedo creerte!”. Tiene sentido que desarrollar y expresar desprecio (verbal o no verbal) hacia el otro sea, para las parejas casadas, el mayor predictor de divorcio. ¿Por qué querría quedarse con alguien que te hace sentir inútil? ¿O con alguien que usted ni siquiera recuerda que le haya gustado en primer lugar?

Entonces, ¿qué hacemos cuando notamos nuestra tendencia a criticar a nuestra pareja? ¿O sorprendernos actuando como si no fueran dignos de nuestro respeto o amor?

Hábito Útil #1: Quejas

Evitar las críticas no significa que nunca se nos permita estar en desacuerdo con nuestra pareja o que no nos guste algo que hace. Es natural y saludable que la pareja se enfrente de forma incorrecta de vez en cuando. Lo importante es que cuando esto sucede, lo discutimos de una manera que se centre en el comportamiento en lugar del carácter. Ésta es la diferencia entre crítica o desprecio y queja. Como mencionamos antes, tanto la crítica como el desprecio implican atacar quién es su pareja, no solo lo que hace. Por otro lado, una queja identifica un comportamiento específico y cómo ese comportamiento le afecta. Por ejemplo (siguiendo con el tema de sacar la basura):

“Cuando tengo que pedirte varias veces que saques la basura (comportamiento indeseable), me siento ignorada y sin importancia para ti (efecto del comportamiento). Es realmente frustrante. Quiero que seamos un equipo. ¿Podemos hablar sobre cómo podemos hacer que eso suceda?”

En esta versión de nuestra conversación, el mensaje transmitido es tremendamente diferente de los dos primeros. Le muestra a su pareja que, a pesar de su comportamiento indeseable, está buscando conectarse con él/ella. Usted valora su relación y tiene esperanza de crecer en lugar de simplemente sentir desprecio o disgusto por quiénes son como personas. Éste es el poder de una queja eficaz.

Adquiera el hábito de fomentar el amor y el aprecio en su relación.

Hábito Útil #2: Fomentar el Amor

Pero existe un hábito de relación aún más importante para proteger su relación que quejarse de manera efectiva. Cuando se trata de las relaciones que más significan para nosotros, las habilidades sólo nos llevarán hasta cierto punto. La mejor manera de combatir la tendencia a criticar o sentir desprecio hacia su pareja es adquirir el hábito de fomentar el amor y el respeto que se tienen el uno al otro. Esto es algo que sucede con el tiempo y requiere coherencia. Fomentar intencionalmente el amor entre ustedes puede verse así:

Copy of Copy of Copy of Copy of Copy of Untitled Design 16
  • Invertir frecuentemente en las Cuentas Bancarias Emocionales de cada uno;
  • Expresar gratitud por su pareja y lo que aporta a su vida;
  • Recordarse lo que le gusta de su pareja (especialmente cuando se pone de los nervios);
  • Continuar aprendiendo más unos de otros;
  • Establecer y trabajar para alcanzar metas de superación personal y de pareja;
  • Divertirse juntos tanto planificada como no planificada; y
  • Reparar cuando usted comete un error.

Cuando hacen del amor mutuo el centro de su relación, resulta mucho más fácil alejarse de la crítica y el desprecio. Y hace que sea más fácil recuperarse cuando se cometen errores o se caen en hábitos nocivos. Por lo tanto, trabajen para nutrir intencionalmente el amor y el cuidado que sienten el uno por el otro cada día. Y la próxima vez que necesite criticar a su pareja por una razón u otra, utiliza las quejas para hacerlo de una manera que los acerque en lugar de separarlos. ¡Usted puede con esto!

¿Quiere obtener más información sobre cómo fortalecer su relación y cómo usted y su pareja pueden afrontar los desafíos como equipo? Consulte nuestra serie de talleres gratuitos, la R3 Academy.