Please share!

La semana pasada, discutimos los conceptos básicos de la Educación Relacional (ER): qué es, los conceptos que definen el campo y cómo HRC encaja en el panorama más amplio de la ER. ¡Esta semana queremos centrarnos en por qué la ER es importante y cómo puede ayudarle en sus relaciones!

Hay una buena cantidad de investigaciones que respaldan el impacto positivo de la ER en las vidas de personas y familias, y aún más sugieren que el campo contiene un mayor potencial. Esta investigación abarca muchos países, idiomas, datos demográficos, y estructuras de relaciones diferentes, lo que sugiere que las habilidades de relación que se enseñan en los programas de ER son valiosas para todos. En este artículo, compartiremos con usted parte de esa investigación para ilustrar por qué invertir tiempo en ER es una buena idea para usted como individuo y cómo hacerlo también ayudará a su familia, su comunidad y a la sociedad en su conjunto.

¿Cómo puede ayudarme la ER?

Los humanos son contratados para conectarse, lo que significa que relacionarse con los demás de manera saludable es una habilidad de supervivencia. ¡Sin conexión, no podemos desarrollarnos física, emocional, o mentalmente! Debido a esto, constantemente observamos y asimilamos información sobre las relaciones desde que somos bebés. Pero vivir en un mundo lleno de personas y relaciones imperfectas significa que estamos destinados a adquirir hábitos y mecanismos de afrontamiento poco saludables a lo largo del camino.

Esto no es para culpar a aquellos que modelan habilidades de relación imperfectas (¡aunque es posible que tengamos asuntos pendientes con Nicholas Sparks y otros autores románticos!); Las relaciones son difíciles de navegar y todos hacen lo mejor que pueden con lo que tienen. En cambio, comprender que nuestro desarrollo está directamente conectado tanto con la experiencia vivida como con la observación nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre las relaciones que nos rodean, nuestra propia historia de relaciones, y dónde pueden haber lagunas en nuestras habilidades relacionadas con una conexión saludable.

Copy of Copy of Copy of Copy of Copy of Untitled Design 7

Uno de los puntos principales de ER es ayudar a llenar esos vacíos en nuestras habilidades. ¿Tiene problemas con alguna de estas cosas?

  • Comunicar sus necesidades con los demás;
  • Expresar vulnerabilidad con su pareja;
  • Hablar con sus hijos de una manera más profunda y significativa;
  • Rehuir el compromiso en las relaciones;
  • Enseñar a sus hijos sobre las emociones y cómo gestionar sus grandes sentimientos;
  • Aprender a confiar nuevamente después del divorcio;
  • Establecer límites saludables;
  • Abordar temas difíciles con sus hijos (sexo, suicidio, redes sociales, etc.)
  • Mantener una relación sana con sus suegros;
  • Evitar peleas a gritos con su cónyuge o sus hijos.

Es totalmente normal encontrar desafiantes estos aspectos de las relaciones de pareja y familia. A muchos de nosotros nunca se nos ha enseñado explícitamente cómo afrontar estos y otros problemas comunes en las relaciones. La buena noticia es que, si se trata de relaciones, ya sea en casa, en el trabajo, con amigos o con la familia, ¡la ER puede ayudar! Basados ​​en investigaciones que identifican lo que hace que las relaciones saludables funcionen, estos programas enseñan principios y habilidades que pueden ayudarlo a hacerse cargo de sus relaciones y afrontar con mayor éxito los desafíos que forman parte del ser humano.

Y la investigación ha demostrado que trabajar en nuestras relaciones tiene todo tipo de beneficios personales increíbles, incluida una mejor salud física y mental, una mayor satisfacción en las relaciones y felicidad general, e incluso un mejor bienestar financiero. El hecho es que cuando fortalecemos nuestras relaciones, ¡la vida mejora! Y esto no es cierto sólo para nosotros como individuos, también lo es para nuestras familias.

¿Cómo puede ayudar a mi familia la ER?

Como se mencionó antes, comenzamos a aprender sobre las relaciones desde el momento en que nacemos. Esto significa que a medida que construimos nuestras propias relaciones y familias, nos convertimos en modelos que enseñan a nuestros hijos y a las generaciones futuras cómo son las relaciones saludables. Este puede ser un pensamiento intimidante, especialmente si nosotros mismos no crecimos con los modelos de relación más saludables.

Copy of Copy of Copy of Untitled Design 44

La buena noticia es que tenemos el poder de ser diferentes para nuestros hijos. Cuando nos equipamos con las herramientas para navegar nuestras relaciones de manera positiva, empoderamos a nuestros hijos para que también lo hagan. Rompemos ciclos negativos y podemos brindar entornos enriquecedores para que nuestros hijos crezcan, prosperen y desarrollen relaciones saludables propias. Tomando prestado de Ghandi, podemos “¡Ser el cambio que queremos ver en nuestras familias!”

Las investigaciones muestran que cuando invertimos en nuestras relaciones familiares, se obtienen mejores resultados para los niños, incluido un mayor éxito en la escuela, amistades más saludables, comportamientos menos riesgosos, y una mejor salud emocional y mental. Fortalecer nuestras relaciones proporciona a nuestros hijos la base que necesitan para impulsarse a sí mismos y a su propia progenie hacia un futuro mejor.

¿Cómo puede la ER ayudar a nuestras comunidades y a la sociedad en su conjunto?

RE helps society as a whole.

A pesar de los numerosos cambios que han tenido lugar en nuestro mundo a lo largo de los siglos, todavía se considera que la familia es el elemento básico de la sociedad. En última instancia, cuando fortalecemos a las familias, estamos fortaleciendo tanto a nuestras comunidades como a nuestra sociedad en su conjunto. La ruptura familiar y las relaciones conflictivas están asociadas con problemas de salud pública como el abuso doméstico, el abuso de alcohol, la pobreza infantil, la mala salud mental e incluso la obesidad. Sin mencionar el hecho de que los costos financieros y psicológicos de la ruptura familiar son muy altos.

Invertir en las familias (especialmente en aquellas que corren un mayor riesgo de ruptura) enseñándoles las habilidades que les ayudarán a afrontar los desafíos puede ayudarnos en nuestros esfuerzos humanos para luchar contra la desigualdad, las enfermedades mentales, el abuso, la soledad, la pobreza y otros problemas sociales importantes. Eso requerirá soluciones innovadoras arraigadas en la conexión y la relación. En otras palabras, trabajar para sanar a nuestras familias es también trabajar para sanar nuestro mundo.

Paso de acción: ¡Regístrese en ER!

Entonces, ¿cómo se puede aprovechar la ER? Lo crea o no, está ampliamente disponible (haga clic aquí, aquí, aquí, o aquí para ver algunos ejemplos) y puede encontrar cursos, talleres, capacitaciones, y asesoramiento personalizado para casi cualquier necesidad. Muchos programas de ER están disponibles de forma gratuita o a bajo costo gracias a los fondos federales dedicados a fortalecer matrimonios y familias. Por ejemplo, ¡los talleres de la R3 Academy de HRC son completamente gratuitos para los californianos!

También encontrará ER disponible en varios formatos, tanto presencial como online, en tiempo real o pregrabado. Entonces, ¿por qué no invertir en algo que pueda marcar una diferencia tan positiva para usted, su familia y el mundo? Intente buscar en Internet clases de educación sobre relaciones cerca de usted y comience a ampliar su caja de herramientas para relaciones saludables hoy mismo.


¿Quiere aprender más? Consulte este informe escrito por Patty Howell (presidenta de HRC desde hace mucho tiempo y desarrolladora de nuestro plan de estudios de la R3 Academy) para leer sobre las investigaciones que respaldan la ER.